¿CÓMO AFECTAN LOS INHALANTES A TU CUERPO?

El uso de inhalantes puede causar daño al corazón, los riñones, el cerebro, el hígado, la médula ósea y otros órganos.

Créditos fotográficos: Thomas Tamm

  • Los inhalantes privan al cuerpo de oxígeno y forzan al corazón a latir de manera irregular y más rápida.

  • Los consumidores pueden experimentar náuseas y sangrar por la nariz y perder su sentido del oído o del olfato. El consumo crónico puede llevar a la pérdida de músculo y a un tono muscular reducido, y los productos químicos venenosos dañan gradualmente los pulmones y el sistema inmunológico.

  • Un consumidor de inhalantes se arriesga a sufrir el Síndrome de Muerte Súbita Por Inhalar. La muerte puede suceder la primera o la centésima vez que se usa un inhalante.

“Fue un progreso continuo de inhalar pegamento, inhalar gas, hongos mágicos, que continuó hasta que yo tenía 17. Luego comencé con el cannabis. Estaba gastando mi dinero en tanto cannabis como pudiese poner en mis manos. Entonces ya tenía edad suficiente para ir a las discotecas, así que empecé ahí con anfetaminas y Éxtasis….

“Empecé a pasar el tiempo con gente que tomaba heroína y pronto yo la estaba usando más y más hasta que estaba adicto. No sabía en ese momento el daño que me causaría más tarde...que estaría cumpliendo una sentencia de prisión tras otra, robando en las casas de la gente, robándole a mi familia. Todo el dolor y la angustia que he causado fue peor que robarles las cosas materiales”. —Dennis

“Cuando estaba en cuarto grado un supuesto “amigo” mío me introdujo a los inhalantes. Siendo tan joven y no siendo suficientemente prudente, comencé a inhalar gas todos los días hasta llegar al octavo grado (secundaria). Mis habilidades motoras están bastante destrozadas y me quedo sentado por interminables horas simplemente mirando al espacio sin que siquiera cruce mi mente un solo pensamiento. Es como si mi cuerpo estuviera aquí, pero yo no. Me es duro conservar puestos de trabajo y ahora he estado viviendo solo durante doce años. Parezco normal por fuera, pero cuando intento mostrar interés y hablarle a las mujeres se hace evidente que soy más o menos un vegetal. Estoy harto de vivir de esta forma y preferiría estar muerto a seguir viviendo mi vida así porque parece como que estuviera ya muerto de todas maneras”. – John