¿QUÉ ES LA METANFETAMINA DE CRISTAL?

Créditos fotográficos: istock.com/Lou Oats

Met es una abreviatura para la metanfetamina de cristal. Es sólo una de las drogas del tipo de las metanfetaminas.

La metanfetamina es una droga blanca y cristalina que se consume inhalándola por la nariz, fumándola o inyectándosela con una jeringa. Algunos incluso la toman por vía oral, pero todos desarrollan un fuerte deseo de continuar consumiéndola porque la droga crea una sensación falsa de felicidad y bienestar, una ráfaga (sensación fuerte) de confianza, hiperactividad y energía. También se experimenta disminución del apetito. Los efectos de esta droga generalmente duran entre 6 y 8 horas, pero pueden durar hasta veinticuatro horas.

La primera experiencia puede conllevar algo de placer, pero desde el principio, la metanfetamina empieza a destruir la vida de quien la usa.

Consumidor de meth en 2002
…y dos años y medio más tarde

¿Qué es la metanfetamina?

La metanfetamina es una droga ilegal del mismo tipo que la cocaína y otras potentes drogas callejeras. Tiene muchos sobrenombres: met, ice, glass o anfetas que es el más común. (Mira en la página la lista de nombres callejeros).

La metanfetamina de cristal la consumen individuos de todas las edades, pero se usa principalmente como una “droga de discoteca” tomada durante fiestas en clubes nocturnos o en fiestas rave (fiestas caracterizadas por música electrónica de baile rápido, espectáculos de luces y que pueden durar toda la noche). Sus nombres callejeros más comunes son ice o glass.

Es una sustancia química peligrosa y potente y, al igual que todas las drogas, un veneno que primero actúa como estimulante pero luego comienza a destruir el cuerpo sistemáticamente. Por lo tanto, se asocia con condiciones graves de salud, incluyendo pérdida de la memoria, agresión, comportamiento psicótico y daño potencial al corazón y al cerebro.

Altamente adictiva, la metanfetamina consume los recursos del cuerpo, creando una dependencia devastadora que sólo puede aliviarse tomando más droga.

El efecto de la metanfetamina de cristal es altamente concentrado y muchos consumidores informan haberse convertido en adictos desde la primera vez que la consumieron.

“La probé una vez y ¡PUM! me enganché”, dijo un adicto al met que perdió su familia, sus amigos, su trabajo como músico y terminó sin hogar.

Consecuentemente, esta es una de las adicciones a las drogas más difíciles de tratar y muchos mueren en sus garras.

“Empecé a usar metanfetamina de cristal cuando era estudiante del último año de bachillerato. Antes de que terminara mi primer semestre en la universidad, el met se convirtió en un problema tan grande que tuve que dejar mis estudios. Tras horas de estar mirándome en el espejo criticándome, me veía como si tuviera varicela. Pasaba todo mi tiempo consumiendo met o tratando de conseguirla”.
—Anne Marie