EFECTOS A CORTO PLAZO

  • Distorsión sensorial
  • Pánico
  • Ansiedad
  • Mala coordinación de movimientos
  • Tiempo de reacción más lento
  • Después de una “subida” inicial, el consumidor se siente somnoliento o deprimido
  • Ritmo cardíaco más elevado (y riesgo de ataque al corazón)

Efectos a Largo plazo

  • Resistencia disminuida a enfermedades comunes (resfriados, bronquitis, etc.)
  • Supresión del sistema inmunológico
  • Trastornos del crecimiento
  • Incremento de células en el cuerpo anormalmente estructuradas
  • Reducción de las hormonas sexuales masculinas
  • Destrucción rápida de las fibras pulmonares y lesiones (heridas) al cerebro que podrían ser permanentes
  • Capacidad sexual reducida
  • Dificultades en el estudio: se reduce la habilidad para aprender y retener información
  • Apatía, adormecimiento, falta de motivación
  • Cambios de personalidad y humor
  • Inhabilidad para comprender cosas claramente

“Empecé a consumirla en una fiesta, tras un reto de uno de mis mejores amigos que dijo que yo era demasiado cobarde para fumar un porro y beberme un litro de cerveza. Yo tenía catorce años en aquel entonces. Después de 7 años de consumir drogas y beber, me encontré a mí mismo al final del camino siendo adicto. Ya no consumía para sentir euforia, sólo consumía para sentir alguna apariencia de normalidad.

“Luego empecé a tener sentimientos negativos sobre mí mismo y mis propias habilidades. Odiaba la paranoia.1 Odiaba mirar por encima de mi hombro todo el tiempo. Realmente odiaba no confiar en mis amigos. Me volví tan paranoico que tuve éxito en apartar de mi vida a todos y me encontré a mí mismo en el terrible lugar en donde nadie quiere estar: estaba solo. Me levantaba por la mañana y comenzaba a tomar drogas y continuaba tomando durante el día”. —Paúl

 

  1. 1. paranoia: sospecha, desconfianza o temor de otra gente.