OXYCONTIN, LA “HEROÍNA DE LOS MONTAÑESES”

Como el Oxycontin, una versión del analgésico oxicodona, provoca en el sistema nervioso una reacción similar a la de la heroína y el opio, algunos adictos lo están utilizando como sustituto, o como complemento, de los opiáceos de la calle, como la heroína.

Han sucedido robos a mano armada en farmacias, donde el ladrón sólo exigió Oxycontin, no dinero en efectivo. En algunas áreas, principalmente en la zona este de Estados Unidos, el Oxycontin ha sido la droga que más preocupa a las autoridades encargadas del cumplimiento de la ley.

El Oxycontin, ampliamente conocido como “la heroína de los montañeses” debido a su abuso en las comunidades de los montes Apalaches, se ha convertido en un gran problema de criminalidad en Estados Unidos. En un condado, se estimó que la adicción a esta droga estaba relacionada con el 80% de los delitos cometidos.

“Yo no creía que tenía un problema de ‘drogas’, compraba las pastillas en la farmacia. Eso no afectaba mi trabajo. A veces me sentía un poco cansado en las mañanas, pero eso era todo. Me di cuenta de que tenía un problema cuando tomé una sobredosis de cerca de cuarenta tabletas y acabé en el hospital. Pasé doce semanas en la clínica venciendo mi adicción”. —Alex

Los efectos mentales y fisiológicos de los analgésicos

 

  • Estreñimiento
  • Náusea
  • Vómitos
  • Mareos
  • Confusión
  • Adicción
  • Pérdida del conocimiento
  • Insuficiencia respiratoria
  • Se incrementa el riesgo de ataque cardíaco
  • Coma
  • Muerte
“Casi todo el tiempo que puedo recordar, he tenido altibajos. Me molestaba fácilmente por las cosas más insignificantes, tenía arrebatos de ira, o sentía odio hacia alguien sin ningún motivo. Durante mucho tiempo, pensé que era bipolar. Comencé a tomar drogas el pasado octubre para tratar de resolver mis sentimientos indeseados. Pero lo creas o no, sólo hicieron que las cosas empeoraran! Ahora tenía que ocuparme de mi adicción y mis problemas emocionales”. —Thomas